Informes

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre prepararte en el CEPRE-UNALM o en una academia o grupo de estudios?

El CEPRE te prepara no solo para tu ingreso directo, sino también para que seas un exitoso alumno en tu primer año en la UNALM, que corresponde a la época más difícil de la carrera. Si en el primer año sacas un buen promedio, te sentirás más seguro y te será más fácil seguir y concluir tus estudios.

La preparación que brinda el CEPRE UNALM tiene un alto nivel porque incluye 7 exámenes en los ciclos regulares, 5 exámenes en los ciclos intensivos, y el Examen Directo. Cada uno de estos exámenes tiene el mismo estilo que un examen de ordinario de admisión. Por esta razón, la implementación del sistema y los procesos que se realizan en el CEPRE UNALM tienen un nivel elevado en calidad, y por lo tanto un alto costo.

Por otro lado, el CEPRE UNALM brinda una amplia infraestructura, con servicios correspondientes de manera continua: cafetería, tópico de salud, préstamo de libros en el local y asesorías individuales.

Los libros y material adicional están incluidos en el costo.

¿Por qué mi hijo(a) dice que aprende mejor en el grupo de estudio o en otras academias?

Los grupos de estudio y academias de preparación promueven una enseñanza de aprendizaje rápido, de manera casual-memorística. No fomentan el razonamiento del alumno, ni la exigencia del estudio. Su hijo percibe que estos lugares son mejores que el CEPRE UNALM, porque encuentra el ambiente más jovial, más ameno, más distendido. Su hijo puede sentir inseguridad y temor de aplicar la metodología de comprensión y razonamiento aplicada por el CEPRE UNALM. Estos lugares no cuentan con un ambiente universitario, tienden a ser una versión distendida del colegio secundario.

¿Por qué mi hijo prefiere estar matriculado en los grupos de estudio que en el CEPRE- UNALM?

Se debe comprender que el joven preuniversitario está frente a una situación de gran estrés e inseguridad. Numerosos y muy variados factores contribuyen a generar una situación que en algunos casos puede hasta afectar la salud del joven. Uno de los refugios del joven son sus compañeros en la misma situación, y así se genera un vínculo que forma grupos de amigos. Basta que uno o dos compañeros manifiesten que van a asistir a un grupo de estudios, para que todo el grupo decida lo mismo. En muchos casos estos grupos están siendo dirigidos por promotores de academias. El joven capaz no necesita ir al grupo de estudio, y en ciertas ocasiones hasta pierde tiempo. Pero la mayoría de estos jóvenes, adquiere en las academias y grupos de estudio algo que ellos necesitan: SEGURIDAD. El hecho de no asistir a los grupos de estudio hace sentir a los jóvenes muy inseguros, quienes creen que tienen menor conocimiento que los que asisten a estos grupos. Esto no es así, pero el joven no cuenta con la madurez necesaria para comprenderlo. Aquí el trabajo de los padres y familiares es esencial.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo (a) frente a su decisión de querer asistir a un grupo de estudio estando en el CEPRE-UNALM?

Apoye a su hijo y converse con él de todos estos temas. No reproche a su hijo, compréndalo. Oriéntelo que cuando no comprenda algún tema, haya realizado el esfuerzo de estudiar y comprender, le consulte sus dudas a sus Tutores y profesores en el CEPRE-UNALM.

¿Qué debe hacer mi hijo(a) para poder ingresar a la UNALM?

En primer lugar no tener temor, ni angustia. El joven no debe estar presionado por ningún tipo de hecho. Generalmente, el joven siente una gran presión por el gasto que significa asistir al CEPRE UNALM y el temor a no poder ingresar. En este caso, motivar al joven a que de su mejor esfuerzo, y recomendar que en caso no logré el ingreso, podrá seguir repasando los cursos e intentar con la opción de ingresar por el examen general de admisión. El joven debe decidir desde el primer día sacrificar su estilo de vida y mentalizarse a pasar 16 semanas dedicadas al estudio. Por esta razón, debe cuidar al máximo su estado físico y mental-espiritual. Su alimentación debe ser sana, eliminar la ingesta de alcohol y cigarrillos, que dificultan la rapidez mental. Disminuir la ingesta de grasas y frituras que aumentan los deseos de dormir.




Preguntas Frecuentes - CEPRE UNALM